“Dame alas para volar y raíces para volver”

Me encanta esta frase, que resume lo que tendrían que ser todas las relaciones entre personas, no sólo de padres a hijos, sino también entre jefes y empleados, entre amigos,…

Con el ánimo de volar y sin perder de vista mis raíces en julio de 2013 decidí dar un parón en mi etapa profesional, abandoné mi trabajo sin saber muy bien que haría, pero con la ilusión de cambiar mi vida profesional y poder dedicarme a proyectos nuevos, proyectos que me ilusionaran cada día y en los que yo pudiera ayudar e ilusionar a otros.

Los inicios no fueron fáciles, asumir un nuevo rol, identificar prioridades y sobre todo buscar nuevos retos. Semanas de ayuda al proyecto de mi mujer www.conideade.com, una tienda online de venta de material para manualidades, fueron dando paso a oportunidades de desarrollar otras actividades, viejos clientes y amigos que demandaban un nombre propio y no una empresa, gente que me conocía incluso mejor que yo y confiaban en mis capacidades me fueron ayudando a abrirme camino y a dar forma a mi nueva andadura. Leer más